octubre 01, 2011

Un artículo, dos epístolas y tres siglos...

 
Paseo de los Cantones, La Coruña 1836               Le Chanp Élisée, El Cielo, Siglo II a.c.
a
Preámbulo necesario para comprender un fallido artículo del  siglo XX, un sonado enfado del siglo XXI y dos epístolas del siglo XIX (aunque en realidad sólo una de ellas es del XIX, porque la otra, junto con el enfado, que es consecuencia de ello, pertenece al siglo XXI)

Tsunami en aguas mansas
En 1998 un rutinario articulista coruñés publicó en una revista de ámbito local de la ciudad herculina, un artículo hipercrítico sobre la estancia de Tula en dicha villa entre los años 1836 y 1838, bajo el sugerente título de La niña Gertrudis en La Coruña, tomando como base para su escrito, un valiosísimo texto autobiográfico de la autora publicado  ochenta y cuatro años antes y ciento veinticinco años después de haber fallecido.
a
En 1889, Doña Emilia Pardo Bazán, escribe dos cartas a Gertrudis Gómez de Avellaneda que había fallecido dieciséis años antes, tratando en ellas el tema de la admisión de  mujeres -en realidad, la no admisión- a la Real Academia de la Lengua...  Estas cartas fueron remitidas, simbólicamente, a Los Campos Elíseos. Pero en aquella época, Tula estaba demasiado dolorida a causa de su reciente muerte física y otras turbaciones del alma, y no rondaba por los etéreos Edenes… Doña Emilia no recibió entonces, respuesta alguna a sus históricas misivas.
a
En 2010, cuando Gertrudis, encantada de ese otro estado, ya recorría los Elíseos y socializaba con poetas, filósofos y biólogos genetistas por los citados jardines paradisiacos, alguien tuvo a bien de poner en sus manos un ejemplar de aquella revista coruñesa... Era la primera vez en la historia que se  escribía sobre sus andares por aquellos melancólicos terruños, y como es de imaginar, se puso manos a la obra. Se leyó de un soplo el citado artículo ¡y montó en cólera!
a
Gertrudis Gómez de Avellaneda y Arteaga, viuda de Sabater y de Verdugo dejó de existir físicamente el 1 de febrero de 1873, y desde entonces no  había vuelto a tomar su amada pluma nuevamente porque no le fue necesario. Era septiembre, ya casi al final del verano de 2010, cuando sacó, con distinguido arranque su escribanía de plata y su preciada plumilla, regalo de su difunto padre. Pero un curioso paseante, ingeniero electrónico él, le proporcionó una extraña caja metálica y rectangular que se abría en dos, casi por arte de magia, y que se usaba para escribir y enviar mensajes en los tiempos que corrían. No sin profunda pena, Tula  dejó a un lado sus antiguos instrumentos de toda una vida y muerte  ¡Y en medio de aquellos jardines, ante el asombro de todos, se dispuso a escribir un e-mail a Dª Emilia Pardo Bazán!
a
El 15 de septiembre de 2010 a las 19:30, segundos después de concluir Tula su carta, se recibía la misma en el Museo Casa Natal de la gran escritora coruñesa, por vía electrónica. Ese mismo día en la histórica Biblioteca del Real Consulado de la ciudad de La Coruña y en presencia de autorizadas personalidades y consagrados catedráticos, se impartió una conferencia cuyo tema central fue la carta respuesta que supuestamente escribió Tula a la Señora Bazán… La carta en sí, constituye una nueva visión histórica de su biografía ya que se incluyen datos inéditos nunca antes mencionados.
a
Nota: Si desea leer la carta respuesta de Tula, solicítela por correo electrónico a: ladivinatula@gmail.com y se la enviaremos inmediatamente


Lorenzo Abdala, Manuel / Domínguez Tolón, Hortensia. “Sobre mi cuestionada autobiografía”. Carta Inédita,  La Coruña-Copenhague, 2010
Pardo Bazán, Emilia. “La Cuestión Académica”. La España Moderna, Madrid, 5 de mayo de 1889
Membiela, Lucindo-Javier. “La niña Gertrudis en La Coruña”. La Coruña, Historia y Turismo, nº 7, A Coruña, 1998


1 comentario:

  1. lAs grandes, siempre envían las respuestas, JUSTO CUANDO ES NECESARIO!

    ResponderEliminar